Laguna de Cristal

Torreón ha sido azotado por las malas administraciones desde hace tiempo.

Uno de nuestros grandes enfoques en cuanto a gobierno es la obra pública.

Como buena ciudad en desarrollo, siempre se esperan nuevas innovaciones en la materia de infraestructura, a pesar de esto, se siguen teniendo fracasos en esta área. Fracasos de alto perfil que alcanzan las primeras planas del país. Una región que ha alcanzado un nivel de inconformidad mayúsculo, gracias a una década y media de fracasos en donde más impacta, en la fe del progreso de la gente que quiere ver -y que vean- a Torreón, cómo ellos desde hace generaciones lo ven, la tierra del trabajo de generaciones de su familia y el hogar tanto de ellos como de sus hijos y las generaciones futuras de laguneros.

Hace 14 años en la administración de Salomón Juan Marcos se erigió lo que por un tiempo se llamaría la Puerta de Torreón, un monumento arquitectónico que pretendía, cual portón de casa vieja, dar un vistazo a los mexicanos transitorios de un Torreón fundamentado en su convencionalismo y en su esfuerzo que tanto pregona en su cotidianeidad. Sin embargo, como los proyectos laguneros, se cortó de tajo por la falta de presupuesto y la obra original de Rogelio Madero,  no se vio completada.

Por años el armatoste adorno la carretera Torreón-Matamoros,  que si bien no fue el emblema que se pretendió, unificó a los municipios aledaños con la zona metropolitana, dando un sentimiento de que a pesar del tamaño, los municipios compartían la misma desidia por el progreso.

En 2007, en el mandato de José Ángel Pérez, se hizo un concurso entre los arquitectos regionales, para poder  maquillar la ineficiente obra, aunque a final de cuentas, la meta era reemplazar por completo la obra. El ganador, anunciado el domingo 23 de septiembre de 2007, fue el arquitecto Arturo Mijares Álvarez. Su propuesta fue titulada “Elementos Naturales”, la cual recibió 174 mil 836 votos ciudadanos, -ya que se realizó una encuesta pública-.

Sin embargo, en meses posteriores se terminó cancelando el proyecto, y se unió a las filas del reino del ¨hubiera¨, y del lastre de la falta de interés en el progreso común del lagunero y su intento de proveer a su Tierra de un brillo proporcionado por alguno de sus habitantes, argumentando que dicho proyecto superaba el presupuesto que se tenía contemplado a lo largo de la administración.

El 29 de mayo de 2016 se retiraría de manera express e inmediata la totalidad de la puerta de Torreón, ya que unas vigas de este cayeron hacia la carretera unos días antes. Lo cual nos lleva a preguntarnos por que se esperó tanto tiempo para poder remover la obra. Uno de los muchos misterios de los gobiernos locales mexicanos.

Pero, las historias de decepción no termina ahí.

En la gobernatura de Enrique Martínez y Martínez, la obra magna para laguna  fue el ahora infame DVR (Distribuidor Vial Revolución), el cual constaba de puentes elevados-tres niveles para ser exactos-, que serían el corazón de la comunicación vial de la ciudad, costando alrededor de 140 millones de pesos.

Inaugurada el 30 de enero del 2004, con todos los bombos y platillos que el partido revolucionario institucional pudiese pagar, desde un desfile de traileres hasta verbena popular -enchiladas, sopes y flautas- , hasta los obligados juegos pirotecnicos – por supuesto con los colores tradicionales del partido-. Y culminanado con una frase, que ahora con tantos eventos es completamente risible, “Una obra para 100 años”, un verdadero show de comedia futura.

Desde esa fecha esta tan celebrada obra publica sería objetivo de miles de cítica. Inclusive sus defectos eran apreciables a los ojos de todos los cuberos laguneros.

En los meses subsecuentes, la mediocridad y el engaño verían sus primeros rayos de luz cuando en base a accidentes se empezaron a acrecentar los defectos de construcción y los cimientos tan débiles de dicho trabajo. En febrero un camión de carga de huevo con destino a monterrey, Nuevo León, se cayó de los viaductos, y en el cual murió uno d ellos dos pasajeros del vehículo comercial.

Hubo un segundo accidente, fechado en el mes de mayo, en el cual otro camión de carga, esta vez de mármol, caería al vacío en la madrugada.

Estos dos suceso dispararon la olla de presión de declaraciones y rumores de que la obra era un completo fracaso ingenieril, ante este horizonte, el periódico regional “El Siglo de Torreón” empezó una cobertura de los sucesos que daría cátedra de calidad en el material periodístico, y fue a fondo con la noticia, revelando las fallas estructurales de la obra haciéndose de la bitácora de construcción para el proyecto que desvelaba la falta de niveles de peraltes, y la sustitución de los neoprenos. Ante esta situación la esfera política lagunera se envolvió en una atmósfera evasiva, eludiendo las investigaciones y decorando los esfuerzos del estado, a manera de elogios entre los mismos funcionarios en un intercambio de favores completamente ajeno de la ciudadanía y el bochornoso fiasco vial que habían creado.

https://www.tumblr.com/blog/alexvillalobosblog

Pero ante la presión agobiante de la ciudadanía y los estudios de instituciones respetadas como la UNAM y el Instituto mexicano del cemento, se optó por anunciar su cierre -efectuado en mayo del 2007- y su posterior demolición – en junio de 2008-. Dicha corrección le costaría al municipio más de 60 millones de pesos.

Esto nos lleva a una de las obras que mas recientemente ha sido objeto de fracaso en el puente de Villalflorida que es parte del sistema del Periférico Raúl López Sánchez, a la altura de la colonia del mismo nombre detrás de Galerías Laguna. La madrugada del 13 de mayo del presente año, se desplomó este susodicho puente en un área de 15 metros de longitud por 25 metros de ancho, presentando un nivel de dos metros, por el cual paró sus operaciones normales, para posteriormente ser debidamente demolido.

Las causas de este siniestro se debieron a que la edificación por fin cedió ante el uso del flujo vehicular de la laguna por más de 28 años, a pesar de ser concreto y acero, dos de los materiales de construcción por excelencia por su durabilidad, no se tomaron en cuenta las condiciones o proyecciones futuras de la laguna al momento de la construcción, y el flujo lagunero vial ya rebasaba la capacidad de esa parte del periférico – la cual es la más antigua-.

Según el Ingeniero José Antonio Mendoza, catedrático de la ULSA (Universidad La Salle) mencionó a los medios que en el año de su creación en 1991, no se tomaba en cuenta con la evolución del fljo de automóviles por la zona, siendo en ese entonces un promedio de 8 mil automóviles por día, el cual no tiene comparación a los 69 mil que ahora circulan por la zona vial.

¿Que tipo de autoridad no prevé el desarrollo de su región cuando este último es su objetivo principal? Ahora gracias a ese descuido se provocó en un accidente involucrando a un motociclista, que perdió la vida. Además que le costará al erario público de 30 a 35 millones de pesos para poder reconstruir ese puente y restaurar las vías de comunicación vial.

El 24 de mayo inició el proceso de demolición del puente.

Toda esta cadena de tragedias unidas por la indiferencia y la impunidad han permeado nuestro pensar diario y ya se ubican como parte de nuestra cultura, la falla al “querer” satisfacer las demandas del pueblo es una mentira, solo se enfoca hacia el cuidado de la imagen del estado y no se rinden cuentas a la población que vive de la desilusión constante de su ciudad.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s